martes, 20 de mayo de 2008

Rayo McQueen se cae a pedazos

Si señores, mi McQueen está perdiendo piezas a velocidad vertiginosa. Ya en la última lluvia fuerte perdió el tapacubos trasero izquierdo, el espejo retrovisor del mismo lado está pegado con cinta aislante pa no perderle la pista, la puerta del conductor esta desencajada... Y todo eso antes de hoy, porque Rayo McQueen si que ha tenido un buen día, y yo mejor.



A primera hora de la mañana una ñora nos dio los buenos días en una rotonda afortunadamente Rayo salió ileso aunque sonó como si nos hubiera atropellado un tanque. A media mañana nos chupamos una cola interminable en Taco donde McQueen casi muere de securas, además intentando averiguar el por qué de la cola me bajé apresuradamente y Rayo pierde otra pieza, esta vez el listón negro de plástico (nótese que no tengo ni idea de como se llama la pieza) que va en las puertas y el intermitente del lado izquierdo. Y todo eso sin darle un golpe ¡Ay que joderse!

Lejos de quedarnos en casita para evitar más desastres, por la tarde volvemos a Taco y ¡sorpresa! otra cola, con lo que McQueen vuelve a sufrir un pequeño recalentón. Pa culminar el día hacemos una parada en la facultad de agrícolas y se nos cuela una abeja por la ventanilla, que no vayan a creer que dejamos allí a posta, la jodida se escondió bien hasta que nos pusimos en marcha, viéndose el Rayo obligado a votarse fuera de la carretera pa intentar echar al vil insecto.



En fin, ahora descansa aunque no creo que muy tranquilo pues en su mente sólo ha de bullir un pensamiento...¿qué me depara el día de mañana?

Ah y no se olviden
faltan 60 días

2 comentarios:

Mapoto dijo...

Igual esta noche alguien se fuma un cigarro dentro de McQueen... como en los viejos tiempos.

Patroclo dijo...

Me recordó a mi viejo coche, lo echo de menos...